¿Cómo abordar un TCA?

Hoy nuestro post va dedicado a cómo abordar desde el ámbito de la nutrición y la alimentación los trastornos relacionados con la conducta alimentaria. Para ello, debemos conocer primero qué son y qué tipos hay.

La principal característica de los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) es la existencia de una alteración en la conducta relacionada con el hecho de alimentarse dando lugar a consecuencias negativas en la salud y en las capacidades psicosociales. La importancia del abordaje nutricional es primordial ya que afecta a la forma de alimentarse (Fernández Rojo, 2015).


Es importante conocer que no todos los TCA afectan por igual a aquellas personas que lo padecen, por ello es indispensable conocer las características a fondo para llevar a cabo un tratamiento individualizado. Por otro lado, cabe destacar que es muy importante el abordaje multidisciplinar en estos casos ya que cada profesional ofrece una labor u otra, pero todas igual de importantes.


Tipos de trastornos de la conducta alimentaria (Fernández Rojo, 2015):


· Anorexia nerviosa:

o En este caso se rechaza el mantenimiento de un peso corporal mínimo, se tiene miedo a ganar peso y existe una alteración de la percepción corporal. En mujeres es muy común la amenorrea.


· Bulimia nerviosa:

o Es un trastorno caracterizado por la ingesta recurrente sin control acompañados de conductas compensatorias para evitar que se produzca un aumento de peso. Normalmente, los episodios de atracones se dan a escondidas y las comidas se caracterizan por ser hipercalóricas.


· Trastorno por atracones:

o Se caracteriza por episodios recurrentes de comida en exceso, en los que se pierde el control, a diferencia de la bulimia nerviosa, no existen conductas compensatorias.


Una vez conocidos los principales TCA podemos tratar qué tipo de actuaciones podemos usar para el abordaje nutricional de los mismos.


· Planes de alimentación personalizados


o Cómo ya hemos hablado, cada TCA hay que tratarlo de forma individualizada, pero es importante implementar una alimentación adecuada. Para ello, es importante ir restaurando las calorías hasta llegar al objetivo sin que suponga un agobio para la persona. Es importante que la persona pueda alcanzar el número de comidas y las cantidades sin que le suponga un enorme esfuerzo ya que puede acabar rechazando la comida (Loria Kohen, V et al., 2021).


· Educación nutricional


o Es importante enseñar en consulta qué tipos de alimentos existen y la importancia de cada nutriente para que nuestro organismo esté sano. Debemos destacar que la comida es el combustible para que nuestro cuerpo lleve a cabo las actividades diarias básicas.

o Dentro de la educación alimentaria podemos enseñar la organización de las comidas, los mitos de la alimentación y profundizar en el aspecto cualitativo y cuantitativo de la comida dependiendo del tipo de TCA.

o En muchos casos, la educación nutricional en TCA no solo debe centrarse en el paciente, sino trasladarse también al círculo cercano del mismo para así conseguir que la intervención sea completa y eficaz (Gómez-Candela et al, 2018).


· Evaluación del proceso


o El seguimiento y la evolución del trastorno es imprescindible para el desarrollo de nuevas actuaciones y mejoras. Para ello, se pueden usar registros dietéticos, registros visuales mediante fotos y encuestas para ver que estamos consiguiendo y qué podemos seguir haciendo para que el trastorno evolucione favorablemente (Gómez-Candela et al, 2018).


Para concluir, es importante resaltar la importancia del trabajo multidisciplinar en los trastornos de la conducta alimentaria, como hemos visto el Dietista-Nutricionista puede ayudar a la restauración de hábitos saludables, pero siempre es recomendable la ayuda psicológica para que el proceso sea completo.

Esperemos que os haya gustado.

Todo tiene solución, los profesionales de la salud estamos para guiar a quien lo necesite o crea que le podamos ayudar.




BIBLIOGRAFÍA


Fernández Rojo, S. Grande Linares, T. Banzo Arguis, C. Félix-Alcántara, M.P. Trastornos de la conducta alimentaria. Enfermedades psiquiátricas (III). 2015. Vol 11.


Gómez-Candela et al. Consenso sobre la evaluación y el tratamiento nutricional de los trastornos de la conducta alimentaria: anorexia nerviosa, bulimia nerviosa, trastorno

por atracón y otros. Resumen ejecutivo. Nutr Hosp. 2018.


Loria Kohen, V et al . Protocolo de educación nutricional en el tratamiento de los trastornos de la conducta alimentaria en el ámbito clínico y asistencial. Nutr. Hosp., Madrid , v. 38, n. 4, p. 857-870. 2021