¿Cuál es la mejor opción para beber si estoy fuera de casa?

Cualquier Diestista-Nutricionista te diría que agua, pero tampoco nos vamos a mentir, en pleno verano y de vacaciones quizá esa no sea muchas veces nuestra primera opción.


Quien parte de tener unos buenos hábitos sabe lo que voy a contar. Si salimos y queremos tomarnos una cervecita o una copa de vino; o incluso alguna copa que otra, y esto ocurre de forma puntual en nuestro estilo de vida, no va a pasar nada. Aunque siempre diríamos que cuanto menos alcohol mejor, ya que es un tóxico perjudicial para nuestra salud por muy normalizado que esté en nuestra sociedad. Disfruta del momento y escoge una buena comida para acompañarlo.


Ahora que en verano la vida social aumenta y quizás tengamos más eventos seguidos, podemos hacer mejores elecciones. Sobre todo si tenemos un objetivo estético y no queremos tirar por la borda nuestros resultados.


Si vamos a comer fuera y queremos reducir un poco el aporte calórico, algunas opciones, de más a menos recomendables, son:


1. Consumir agua, agua con gas y una rodajita de limón o naranja + hielo.


2. Un refresco cero azúcar. Hay multitud de opciones, aunque si quieres reducir los gases por que no te vayan muy bien, puedes elegir el nestea sin azúcares añadidos.

También está la opción de la kombucha, un té fermentado con gas natural muy fino y poca cantidad de azúcar. Interesante por su efecto probiótico.

Mejor que los refrescos zero, estaría el café y el té, bien sea en su versión caliente o fría. No obstante, hemos enfocado el post a bebidas que se suelen tomar en salidas a restaurantes o discotecas.

Café en Vena: prueba el mejor café de especialidad.




3. Si queremos beber cerveza, pero queremos reducir el consumo de alcohol, podemos alternar entre una cerveza con alcohol y una sin, o bien una con alcohol y algún refresco sin azúcar o agua después.


4. También tenemos el vino. Aunque tiene un aporte calórico algo mayor que la cerveza, es probable que tardes más en beberte dos vinitos que dos cervezas, por lo tanto, si eligiendo esta opción tiendes a beber menos, puede ser mejor elección que la cerveza.

Hay una mínima diferencia calórica entre el vino blanco y el vino tinto, por lo que escoge el que más te guste.


5. Y por último tendríamos el alcohol más "duro", las copitas. Si queremos reducir nuestro consumo y previamente hemos salido a comer o cenar, podemos beber agua o una de las primeras opciones durante la cena en lugar de cerveza o vino. Y ya luego una copa.

Otra buena elección podría ser escoger un refresco sin azúcar añadido para tomar con el alcohol y alternar el consumo de una copa con el de una botella de agua, para así mantenernos bien hidratados.



Fuera de estas opciones que son más comunes, muchas veces tenemos eventos como barbacoas, cenitas en casa con amigos, cumpleaños…; por lo que te voy a dejar algunas ideas para consumir en estos eventos, algo más saludables y para sorprender a tus invitados:



MOJITO SALUDABLE (Para una persona):


- Colocar en un vaso:


o Rodajas de lima, se machacan dentro del vaso.

o Hierbabuena fresca, se coloca golpeada dentro del vaso.

o Hielo picado, llenar ¾ y removemos.

o Llenamos con agua con gas, un chorrito de edulcorante líquido o stevia granulada (como si fuera azúcar) o bien gaseosa sin azúcares añadidos.

o Coronamos con una ramita de hierbabuena y rodaja de lima.


>También podemos triturar fruta con la hierbabuena, hielo y agua con stevia, y obtendremos mojitos de sabores.



PIÑA COLADA FIT

Tenemos dos opciones:


1º OPCIÓN

Ingredientes:

o 1 lata de leche entera de coco.

o 2 latas de piña en su jugo.

o 1 taza de cubitos de hielo

o Coco rallado para espolvorear.


Elaboración:

o En una licuadora mezclamos todos los ingredientes, salvo el coco rallado, durante unos 30s.

o Servimos inmediatamente, espolvoreando el coco rallado y decorando con una rodajita de piña.

2º OPCIÓN


Ingredientes:

o Leche de coco sin azúcares añadidos.

o Un cacito de Clear Whey* sabor piña o similar

o Piña congelada.

o Hielo picado.


Elaboración:

o Trituramos la proteína con la leche de coco, la piña congelada y el hielo picado. Podemos espolvorear un poco de coco rallado sobre la piña congelada antes de triturarla.

o Vertemos la mezcla, decoramos con coco rallado y un trocito de piña.